10 abril 2006

Clases con el profesor chiflado


La clase de hoy: cuando el cocker se va por las patas pabajo!!

Los propietarios debemos comprender las pautas naturales de la eliminación del perro en vez de esperar a que el perro excrete en lugares no apropiados y castigarle por ello. Siempre es más eficaz evitar el error y premiar la conducta adecuada, en vez de castigar la conducta no deseada. En el momento que veamos al cachorro que empieza a eliminar en un lugar no establecido proferiremos un enérgico ¡NO! para interrumpir la acción y lo llevaremos al lugar adecuado. Nunca debemos amorrarlo a sus excrementos o castigarlo cuando hace rato que ha eliminado; los perros no tienen la capacidad de asociar el pasado con el presente.
La primera norma a tener en cuenta es no colocar los periódicos al lado del agua y de la comida, y de la cama, pues su tendencia innata es la de no eliminar cerca de la zona de alimentación y de la zona de descanso.

Cuando son pequeños debemos llevarlos con mucha frecuencia a la zona deseada para la eliminación y especialmente después de un período de descanso, después de jugar, después de beber y entre 15 y 20 minutos después de comer.Idealmente, si el cachorro es vigilado convenientemente, pronto aprenderemos a identificar los signos que preceden a la eliminación (olfateo, postura agazapada, escabullimiento) y a dirigirlo al sitio apropiado.Una vez haya evacuado, lo felicitaremos efusivamente y lo premiaremos con un trocito de queso o de jamón en dulce.

En el caso de que nuestro cachorro no haya podido salir a la calle y haya aprendido a eliminar en los periódicos, el paso de la casa a la calle debe ser progresivo, y por lo tanto, no sacaremos los periódicos de golpe, ya que al principio, se lo hará unas veces en casa y otras en la calle.Simplemente, tendremos en cuenta lo explicado anteriormente, aplicándolo a la calle. Sólo es importante tener presente dos cuestiones:
  1. No lo castigaremos cuando se lo haga en los periódicos, pero tampoco lo premiaremos, pues está en proceso de modificación de su aprendizaje inicial.
  2. No lo subiremos de la calle justo después de eliminar; ya que de este modo llegará a aprender que si lo hace se queda sin paseo (los perros adoran salir a pasear) y cuando salgamos a la calle, se aguantará sus necesidades para alargar el paseo y eliminará al entrar en casa.

En definitiva, el adiestramiento doméstico básico es una mezcla de recompensa, de prevención de la eliminación en lugares no apropiados, de identificación de los signos que preceden a la eliminación o de previsión de los momentos de eliminación y de encaminamiento del animal de compañía al lugar apropiado, y de castigo si se observa que el cachorro elimina o comienza a eliminar en un lugar no apropiado.

Hasta la proxima clase!!!

No hay comentarios: