26 noviembre 2006

Coronel Truman


Os voy a contar la historia del Coronel Truman. Resulta que Truman no es bípedo, ni mucho menos es coronel de ejército. Truman es el vecino del ático de mi amigo Elux. Os acordais del Elux verdad? Es el maremanno Abruzzeze pariente de los mastines del pirineo.


Es el de aquí a la arriba y esta es la cara que se quedo el día en que la historia que os voy a contar acontecio.


Truman es un hermoso y fuerte pitbull que vivía en uno de los áticos del edificio donde también vive Elux. Vivía con un bípedo y tenía otro compañero cuadrúpedo bastante más pequeñin que él. Los vecinos estaban acostumbrados a encontrarse con él en la escalera, cuando lo sacaban a dar un paseo.

Pero de repente, se percataron que llevaban bastante tiempo sin verlo. Tampoco lo oían. ¿Le habría pasado algo? No, seguro que no, lo más probable es que el bípedo se hubiera ido de vacaciones y Truman y el pequeñin estuvieran en casa de un amigo o en una residencia canina. Sin embargo, un día el otro vecino de ático vió a Truman en la teraza. Durante unos días le dio agua y comida pero un buen día Truman dejó de salir a la terraza. Pasaron los días y como no veían a Truman en la terraza empezaron a preocuparse pero tampoco tomaron ninguna medida porque no tenían la certeza que Truman siguierá en la casa. Finalmente los olores que salían les llevaron a pensar que realmente algo no iba bien y pusieron una denuncia.
Los días pasaron y por fin un juez decreto que la policía entrará en la casa. Entraron policias y bomberos y desalojaron la escalera temiendo que Truman pudiera haberse vuelto agresivo. Lamentablemente lo que encontraron fue terrible. Truman estaba en el suelo sin poder moverse, llevaba mucho tiempo sin comer, era incapaz de levantarse, se había echo sus necesidades encima. Del pequeñin sólo encontraron los huesos, parece ser que al ser menos fuerte que Truman murió antes y Truman debió comerselo para poder sobrevivir unos días más.



Truman llevaba dos meses sin comer ni beber y
se encontraba en una situacion lamentable. Era un
trozo de pellejo con una gran cabeza que era incapaz
de mantener erguida puesto que había perdido toda
la musculatura.
Sobrevivió porque era un perro fuerte, había estado
bien cuidado. Era uno de esos perros que un bípedo amantes de los animales se queda mirando mientras exclama: "Que peaso perro!", "Que pasada de perro", "Que perro más hermoso" . Era un coronel ;) No pasaba desapercibido.





Lo sacaron de la casa envuelto en una manta para evitar que se viera el estado lamentable en que se encontraba y para protegerlo del frio porque estaba muy débil.






La bípeda de Elux acompaño un voluntario de la protectora de animales llevaron a Truman al veterinario. Para no engañaros deciros que el veterinario no daba nada por la vida de Truman. Temía que todos sus órganos y especialmente los riñones estuvieran en un mal estado y no le funcionaran. No esperaban que pasará ni la pirmera noche, Truman llevaba dos meses sufriendo.




Les dijeron que aún poniéndole el suero no sabían si sobreviría. Sin embargo se lo pusieron y con lo que no contaba el veterinario es con las ganas de vivir de Truman. El era un pellejo andante pero en su cara había dos grandes ojos que reflejaban sus ganas de seguir viviendo.


Truman pasó aquella primera noche y estuvo muchos días con suero. Incluso temían darle de comer por miedo a como reaccionaría su cuerpo. Pero poco a poco Truman fue mejorando, empezó a poder ponerse en pie, a rellenar su cuerpo que se había reducido a sólo piel, a recuperar su musculatura.



Ahora Truman ya sale a pasear. Le encanta tumbarse en la hierba. Es un buen perro cariñoso con todos los humanos y esta intentando olvidar todo lo que ha tenido que pasar.

EL final de la historia os lo podeos imaginar, seguirá en la protectora de animales hasta que se recupere y luego a la espera que un bípedo quiera adoptarlo y se lo lleve a casa.

Tampoco os engañermos, tendría que ser un bípedo que ame mucho a los animales y con valor pues Truman ha sufrido mucho. Si pasa el tiempo y no aparece nadie que quiera hacerse cargo de Truman acabará como la mayoría de perros abandonados, entrando en un placido sueño para siempre. No creis que es una lastima que un perro que ha puesto tanto para seguir viviendo finalmente acaba muriendo? Para que ha luchado tanto Truman? Su esfuerzo no valdrá para nada? Esperemos que si y Truman consiga una familia que lo cuide, lo ame y le ayuden a superar sus traumas.

Truman tiene el futuro asegurado por un tiempo, quizás mas largo que otros perros pues es algo así como una prueba judicial. Pero claro, no durará toda su vida.


Espero que la historia de Truman tenga un final feliz y podamos decir aquello de que fue feliz y comió golosinas para perros.

Truman tiene muchos compañeros en la protectora. Este de la derecha es su compañero de Jaula. Hay perros de todos tipos e incluso hay cachorrines como yo. Os pongo el link a la protectora de Truman (la Global Animal), por si alguien quiere ayudar a Truman o alguno de sus nuevos compañeros.

Deciros que seguimos teniendo noticias de Truman gracias a a bípeda de Elux que va todas las semanas e incluso varias veces a la protectora de animales a visitar a Truman primero y luego al resto de perros. Ojala hubiera más bípedos como ella.

Besitos y lametones para Truman, para el resto de perros de la protectora y como no para todos vosotros

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Que historia tan triste

Nano Frontera dijo...

caramba me hiciste lagrimear mecachis pensé que terminaba mal. Qué ganas de vivir el colega!! Dios quiera que alguien lo adopte, lo merece por sus ganas, su fuerza. Patita amigo y contános lo que sepas. guau guauu

calipo dijo...

hola chaval, me encanta tu web!!!

Pochaco y Toto dijo...

Juanchi, el tuyo es un relato sumamente conmovedor. Al igual que Nano casi se nos sueltan las lágrimas, pero sobre todo, qué admirable que existan bípedos que se preocupen y que la policia intervenga en este tipo de asuntos...

desde acá le mandamos muchísimos cariños a Truman, quien se portó como un valiente y merecer tener una vida feliz, con una familia que lo quiera y le reconozca, como bien dices, el esfuerzo tan grande de sobrevivencia que tuvo. De verdad, le enviamos muchisimos cariños de parte de Toto, Pochaco y mamá.

Pero quiero Juanchi, el motivo de este saludo es invitarte a la fiesta de 10 años de Pochaco, que promete ser una gran celebración. Te esperamos con todo tu entusiasmo y tus ganas de romper una gran piñata, pues la cosa se pondrá padrísima. Puedes encontrar la invitación en nuestro blog.

Saludos, patitas y cariños para ustedes y para los bípedos de almas buenas para con nosotros, las mascotas.

Verdi el perro dijo...

joder con la historia juanchi, pero porque estaban solos en el piso???
y el bípedo que los tenia tambien estaba muerto o que..
me has dejado planchado..
jo